domingo, 4 de junio de 2017

LAS PIEDRAS ARTIFICIALES INCAS-ARI-KAT EN PERU-1 Parte


A principios del año 2000 comencé mi investigación sobre la información de sabiduría que manejaron los antiguos sacerdotes Egipcios y las técnicas constructivas que utilizaron para construir las primeras 11 pirámides super colosales. Eso me llevó a realizar la serie de documentales para televisión sobre la antigua Escuela de Misterios de ¨El Ojo de Horus¨ y sobre¨ Imhotep, El Tres Veces Grande¨  el inventor de la formula química para hacer piedra artificial que parece piedra natural y la técnica constructiva que llamó ¨Ari-Kat¨ con la que el construyó, la primera pirámide de la historia, la pirámide escalonada de Saqqara. 

Desde ese momento no he parado de investigar esa temática y de encontrar pruebas de la utilización de técnicas similares para hacer piedra artificial en distintas partes del mundo, una de las cuales encontré en el mundo Inca en Perú. Allí, de manera similar que lo que se decía de las pirámides en Egipto, absurdas teorías atribuyen la construcción de los masivos muros de Sacsayhuaman, Ollantaytambo y Machu Picchu a extraterrestres o a civilizaciones pre-incas o antidiluvianas capaces de cortar, pulir, mover por kilómetros sin ruedas y levantar montaña arriba, bloques de piedra que pesan entre 2 y 140 toneladas. Y como si no fuera suficiente esa hazaña imposible, ensamblarlos entre si sin importar que tuvieran formas, tamaños y lados con ángulos distintos, formando una especie de rompecabezas orgánico en el que en las juntas -entre esos masivos bloques de formas fantásticas- no cabe ni una cuchilla de afeitar.

Templo Solar en Ollantaytambo
Se dice que los seis inmensos bloques de granito rosa, rhyolita o pórfido rojo -cada uno pesa aproximadamente 40 toneladas- que conforman el curioso muro del Templo Solar en Ollantaytambo, fueron cortados en la cantera de Kachiqhata "Ladera de Sal”, en lo alto de la montaña de enfrente. Desde allí se afirma que los descolgaron ladera abajo hasta el valle del río Urubamba, cruzaron con ellos el caudaloso río y luego los halaron 800 metros montaña arriba, en un difícil recorrido de unos 5 kms. Una vez arriba los levantaron para colocarlos sobre una base de piedra y los unieron verticalmente con otras piedras de menor tamaño. No es extraño entonces que le atribuyan esa hazaña a los extraterrestres, o como creyeron los misioneros españoles a demonios o espíritus malignos. Sin embargo el cuarto enorme bloque tiene en alto relieve la marca inca, el símbolo escalonado de sus tres mundos: el "Hanan Pacha” que representa al cielo o al cosmos, la dimensión de las divinidades de la mitología andina, el "Kay Pacha” la tierra habitada por los hombres y el "Ukhu Pacha”, el inframundo habitado por los muertos.

Sacsayhuaman
Igual se atribuye a culturas pre-diluvianas con técnicas aún desconocidas la construcción de los tres muros zigzagueantes de Sacsayhuaman, construidos en tres niveles diferentes con bloques descomunales de piedra calcárea, otra muestra de la arquitectura ciclópea o megalítica inca. 

Sacsayhuaman
Uno de esos bloques ciclópeos tiene 8,5 metros de alto y pesa 190 toneladas -pesa un poco más que el transbordador espacial Challenger- los cronistas españoles cuentan que sobre ellos había construcciones con muros de andesita que se usaron para la construcción de la catedral de Cusco.

Sacsayhuaman
Puede alguien en su sano juicio afirmar que estas masivas piedras fueron cortadas en lejanas canteras, haladas hasta aquí y luego ensambladas con los bloques adyacentes con la precisión que se observa en esta piedra central de 1,70 mts de alta? De tener la capacidad para tallar esos enormes bloques de manera que ensamblarán con ángulos fantásticos y formas orgánicas, no habría sido más sencillo regularizarlos?

KoriKancha
En Cuzco que significa "Ombligo del Mundo” están los restos del que fue el Templo del Sol -el Intikancha, Inti=sol, Kancha= palacio, llamado popularmente Korikancha que significaría "Palacio de Oro” porque sus muros y puertas estaban forrados con planchas de oro con incrustaciones de piedras preciosas. Fue el más rico, elaborado y deslumbrante templo inca, la leyenda dice que fue construido por Manko Kapaq con bloques de andesita basáltica de coloración grisácea, grandes y medianos. Los  españoles le construyeron encima la Iglesia de Santo Domingo. 

Los incas usaron bloques de piedra de mayor volumen en la parte inferior que disminuyen de tamaño progresivamente hacia arriba hasta conformar un muro  con una inclinación de 3 a 5 grados hacia el interior para formar una estructura resistente, sólida y antisísmica.

Se afirma que los bloques de andesita -las preferidas- y de basalto usados en los muros de los palacios y templos de Cusco, fueron cortados -en formas muy distintas- y trasladados -no se sabe bien como- de las canteras de Waqoto y Rumiqolqa que están a 35 Kms de la ciudad imperial. Ninguno de los bloques es igual al otro, todos tienen distintas formas poligonales con ángulos distintos en sus lados que sin embargo encajan entre si con tanta perfección que es imposible introducir en sus juntas una cuchilla de afeitar. No habría sido más fácil haberlos cortado todos iguales? Se habrían evitado las dificultades que implica ajustar entre si bloques tan distintos y tan pesados.


Otra inconsistencia en la teoría que los incas tallaron los bloques en lejanas canteras para luego jalarlas, arrastrarlas o empujárlas por kilómetros, es que ni un solo bloque tiene marcas de lo que debió ser una ordalía sin ruedas que facilitaran el trabajo. Sin embargo si se encuentran piedras con superficies hundidas y en alto relieve sin ningúna utilidad que requeriría desbastar toda la superficie del bloque para poder hacerlos, algo que nadie se pondría a tallar.  Su técnica constructiva protegía sus obras públicas de los terremotos y para que perduraran por milenios usaron las piedras de mayor dureza, de enorme peso y tamaño, sin que les importara si las canteras estaban a grandes distancias del lugar donde construían sus templos y palacios o como harían -siendo tan duras y con formas tan distintas- para ajustarlas entre sí de manera tan perfecta. 


Este es un indicio importante de la técnica que tuvieron que emplear para construir los muros de sus templos y palacios. Nunca pretendieron regularizar los bloques que usaron, obviamente porque tenían una tecnología que les permitía ajustar perfectamente entre si bloques irregulares de piedra caliza o piedras ígneas todas con distinta forma, tamaño y peso, con los que armaron muros orgánicos como las células del cuerpo. 

Solamente en unos pocos palacios usaron bloques de andesita de la misma altura pero de distinta longitud y con sus caras laterales inclinadas en distintos ángulos -podrían haberlos hecho perpendiculares si hubieran querido regularizarlos- que tendieron en hiladas horizontales, sin ningún tipo de mortero o pegamento entre ellos. 

Los muros de las casas de sus pueblos en cambio eran rústicos de ¨Pirka¨, muy fáciles
de hacer con piedras amorfas sin labrar que aglutinaban entresí con piedras pequeñas y mortero de barro que apisonaban con una técnica similar a la tapia pisada. 

Solo en las puertas trapezoidales de acceso a la vivienda utilizaron bloques de roca con un acabado pulido que incrustaban en sus muros de barro apisonado.


En sus obras públicas usaron rocas de origen volcánico como el Basalto y la durísima Diorita -la famosa piedra de doce ángulos del palacio de Inka Roqa en la calle Hatun Rumiyuq en Cusco es de Diorita. 

Bloque de los 12 ángulos en Diorita
También usaron Cuarcitas, rocas muy duras por su alto contenido de cuarzo; Granito que es una roca ígnea que tiene una textura de grano grande, uniforme y piedra Arenisca sedimentaria formada por consolidación de granos de arena.  Sin embargo en sus bloques más grandes y masivos usaron rocas calizas más suaves creadas por sedimentación en el fondo del mar que cataclismos y terremotos hicieron aflorar a la superficie. El mismo tipo de roca caliza que usaron los egipcios para construir sus pirámides colosales. Y que como mostré en los documentales de Ari-Kat eran bloques artificiales de piedra fundida en moldes con la formula química desarrollada en año 3.200 AC por el sumo sacerdote Imhotep, que al secar totalmente tienen toda la apariencia de piedra natural. 

Llegó la formula química de Imhotep a Perú? Despedazaron y pulverizaron los incas rocas de granito, basalto, andesita, diorita, caliza y calcita, para luego de llevarlas en canastas al hombro hasta los sitios donde construían sus templos y palacios, aglomerarlas con algún pegante geológico que al endurecer parece roca natural? Y como hicieron para quitarle tajadas de roca a la montaña para hacer nichos, escaleras y altares en sitios imposibles? Desarrollaron ellos una nueva formula que le daba temporalmente a la roca la consistencia de la plastilina, permitiendo darle la forma que deseaban antes que re-endureciera?  Eso lo veremos en la segunda parte de este artículo. Por ahora les dejo los enlaces de los dos documentales de Ari-Kat en los que demuestro como se hicieron verdaderamente las primeras 11 pirámides super colosales en Egipto:










No hay comentarios.: